2.098 , ahora… 2 de 3 “Espiritualidad y robótica “.

2.098,   2 de 3

                                “No somos seres humanos con una experiencia espiritual; somos seres espirituales con una experiencia humana.”   Teilhard de Chardin.

tierra

  1. Año 2.098. ..ahora.
  2. Espiritualidad de La humanidad y robótica divergen.
  3. Final de la humanidad.

 

El año 2.098 marca una divergencia o cambio de paradigma en la humanidad. Los trabajos habían sido ocupados enteramente por robots, incluso los de control de los mismos. De hecho las anteriores crisis económicas surgieron por un exceso de predicción de  las crisis dándose órdenes masivas de venta o compra de acciones, lo que llevó a una inestabilidad propia de una crisis cuando no lo era.

La inmensa población del planeta, 18.000 millones de personas disminuía y se había predicho dejarla en 500 millones de personas, ya que suponían unos inmensos recursos que no se poseían, a pesar de que los principales planetas del sistema solar se habían ya colonizado.

Sin saber por qué, la humanidad entera se hizo más sensible a sí misma, a la conservación de su entorno, al mimo del mismo, al respeto de los demás, y las guerras prácticamente se habían extinguido, ya que hace poco todos los directivos de las multinacionales de la guerra habían sido encarcelados en planetas lejanos a la Tierra, ya que al final eran ellos los que provocaban las mismas.

Se entró en un largo, y para unos, maravillosos años de paz y para otros en un estancamiento humano. Millones de personas abandonaban las ciudades y se instalaban en el campo donde vivían como en inmensos pueblos o campings, rezaban, meditaban y vivían en comunidad. Las tiendas,  cines y grandes almacenes de las ciudades estaban vacíos de empleados y compradores. La ciudades se habían abandonado, y una conversación, un café, una oración en comunidad era lo que se practicaba en todos los continentes. La política había desaparecido, llegando la técnica.

Los robots Hal 9900 a diario con drones llevaban alimentos a los humanos allí donde estuviesen, robots médicos, robots ingenieros, etc iban con ellos.

La Humanidad disfrutaba de existir, siendo el trabajo abandonado. ¿Quién quería un coche,  yate privado o una cuenta corriente si todo se te era dado?

Se crearon escuelas y las conocidas universidades desaparecieron, cualquiera podía asistir a ellas por diversión o placer, ya que todas las carreras habían sido ocupadas por la robótica.

La Humanidad miró al cielo, rezó y se embarcó, estaba en sus genes,  hacia el espacio interior de sí mismos, y hacia el espacio exterior:  los planetas.

Al final lo pequeño y lo grande se rigen por los mismos principios y el tiempo es limitado, ¿para qué luchar?.

 

 

Cuentos cortos…(INDICE)

Lo que piensas eres       …………………….                                                          http://wp.me/p45wXq-8g

Napoleón El hombre….                                                                          http://wp.me/p45wXq-84

2.098 ahora….                                                                                          http://wp.me/p45wXq-7s

Ayuda a tus semejantes a levantar su carga, pero no te consideres obligado a llevársela. (Pitágoras)                                                                                                http://wp.me/p45wXq-7n

Los cerezos lloraron al florecer, llorando porque morían…      http://wp.me/p45wXq-7g

Los girasoles saludaron  a Dios                                                         http://wp.me/p45wXq-79

MASONERIA Y ESTADOS UNIDOS                                                      http://wp.me/p45wXq-76

Una nueva consciencia, un nuevo despertar.                              http://wp.me/p45wXq-6M

Un ordenador supera el Test de Turing                                         http://wp.me/p45wXq-6K

Nada es gratis… aviso Bar…                                                             http://wp.me/p45wXq-6F

Tetris,  cumple 30 años                                                                     http://wp.me/p45wXq-6A

Rollos de oficina, rosas y diamantes………..                                 http://wp.me/p45wXq-6t

EL LOBO DE WALL STREET                                                                 http://wp.me/p45wXq-6o

Edgar Cayce , el psíquico durmiente.                                            http://wp.me/p45wXq-5Z

¿Quién dijo creatividad?                                                                   http://wp.me/p45wXq-5Q

LA ADVERSIDAD                                                                                   http://wp.me/p45wXq-5B

 Sectas y otros productos comerciales.                                        http://wp.me/p45wXq-5u

Napoleón y Josefina, destellos psicológicos(2 del ABC             http://wp.me/p45wXq-5n

Napoleón y Josefina, destellos psicológicos.                               http://wp.me/p45wXq-3w

Tanto móvil, ¿es necesario? (2                                                         http://wp.me/p45wXq-2V  

Estar enganchado al móvil y al email te vuelve más idiota    http://wp.me/p45wXq-2M

Primera abdicación, Napoleón Bonaparte                                   http://wp.me/p45wXq-2J

¿ESTA CONFORME CON SU JUBILACION?                                       http://wp.me/p45wXq-2A

La fe (la semilla)                                                                                  http://wp.me/p45wXq-2b

Doña Pilar….se dice de alguien que es ….                                    http://wp.me/p45wXq-26

Cuando uno está con Dios.                                                              http://wp.me/p45wXq-21

Declararse (no en la renta….)                                                         http://wp.me/p45wXq-1U

La carta que nunca escribiré                                                         http://wp.me/p45wXq-1I

Lo que creemos que nos impide volar                                        http://wp.me/p45wXq-1E      

La muerte de un androide                                                              http://wp.me/p45wXq-1a

Escuchar…(hecho real)                                                                    http://wp.me/p45wXq-J

El miedo                                                                                              http://wp.me/p45wXq-3