38- Anda plácidamente entre el ruido y la prisa…

Anda plácidamente

Anda plácidamente

 

             “Me alegra irme a la cama cada noche, sabiendo que he hecho algo maravilloso durante el día. Steve Jobs”

    Anda plácidamente entre el ruido y la prisa, y recuerda qué paz puede haber en el silencio y que el silencio te pertenece, aunque estés en medio del ruido.

    Vive en buena armonía  con todas las personas, todo lo que puedas sin rendirte.  Dí tu verdad tranquila y claramente  y escucha a los demás, incluso al aburrido o al ignorante; ellos también tienen su historia, es su  visión parcial de la verdad, igual que la tuya, sólo difiere el grado de consciencia y conoce que el tuyo no es el máximo, sino uno más entre muchos.

  • Recuerda que el mundo se divide en dos grupos de personas, las perfectas que se sienten pecadoras, y las pecadoras que se creen perfectas.  Siéntete tú,  siendo responsable conscientemente de ti y no pertenecerás a ninguno de los dos.
  • Evita las personas ruidosas y agresivas, y aquellas que no suelen decir la verdad, incluso medias verdades, ya que te vejarán el espíritu con el tiempo si los crees y los dejas.

  – Si te comparas con otros, puedes volverte vanidoso y amargado  porque siempre habrá personas más grandes y más pequeñas que tú.  No juzgues ni compares.

  • Disfruta y alégrate de tus logros, así como de tus planes, aunque sean sencillos y pequeños, una gota del agua contiene el mar entero.
  • Mantén el interés en algo, en tu propia carrera, en tus sueños, aunque sean humildes, es un verdadero tesoro en los cambiantes fortunas  del tiempo que aún no conocemos.
  • Ten precaución en tus negocios; porque el mundo está lleno de trampas. Pero no por eso te ciegues a la virtud que pueda existir; hay mucha gente que lucha por altos ideales y en todas partes la vida está llena de heroísmo y sacrificio, ya que el Universo conspira sin prisa a favor de los perfectos y compasivos.
  • Sé tú mismo. Especialmente no finjas falsos afectos. Tampoco seas cínico respecto del amor;   Porque frente a toda aridez y desencanto el amor es perenne como la hierba e igual  que los amaneceres, es  siempre distinto siendo igual.   Recoge mansamente el consejo de los años, renunciando graciosamente a las cosas de la juventud ya que estás viviendo  tu viaje personal e intransferible.
  • Nutre tu fuerza espiritual para que te proteja ante la desgracia repentina. Pero no te angusties con fantasías, no te preocupes, ocúpate tú de lo tuyo y deja que el Universo se ocupe de lo de El…   Eres una criatura del Universo, no menos que los árboles y las estrellas, déjate cuidar por El y confía.
  •  Muchos temores nacen con la fatiga y la soledad. Junto con una sana disciplina, sé amable contigo mismo y perdónate de vez en cuando…  Tú eres una criatura del Universo, no menos que los árboles, las flores  y las estrellas; tú tienes derecho a estar aquí.
  •  Por lo tanto… mantente en paz contigo y con  Dios, de cualquier modo que lo concibas y cualesquiera sean tus trabajos y aspiraciones. Mantén en la ruidosa confusión, la paz con tu alma. Con todos sus engaños, trabajos y sueños rotos, este sigue siendo un mundo hermoso que merece ser disfrutado, disfrútalo incluso en las adversidades. Ten cuidado y confía.

        ( Esta  Desiderata, fue encontrada en la vieja iglesia de Saint Paul, Baltimore, GB,  en 1693.   Mantiene absoluta y total vigencia, nada ha cambiado bajo el sol desde entonces…)

 Otras publicaciones: http://wp.me/p45wXq-cO