36- Relatos del Arcangel San Mikael a su nieto…

Arcangel San Mikael

Arcangel San Mikael

          Relatos del Arcangel San Mikael a su nieto.

      “El bien siempre vence,  ya que el mal es inferior.”                                                                                                                                                                        

       La estación de autobuses tronaba de ruido. Todos los autocares, o mejor dicho, camiones para personas, ya que estamos en 1.960, tenían el motor en marcha calentándolo, y era atronador……

   Esto le  contaba San Mikael a su nieto, sentado encima de una mesa y su nieto estaba jugando con un tren pequeño, mecánico, al que a la máquina del tren le faltaba una rueda delantera, ya que se había roto una vez al salir volando de una curva………”y era atronador, ¿sabes? “,  repitió el ángel.

        Su nieto, Shasmin,  le escuchaba embelesado ya que no sabía si le gustaba sus relatos, su sonido de su voz, o se encontraba bien escuchándole….

  • Los asientos, continúo San Mikael, eran de madera….¿por cierto, sabes por qué existe la palabra chofer, interrumpió San Mikael?
  • No, contesto Shasmin, ¿tú lo sabes?
  • Oh! sí, viene del francés, significa calentar, y es que al principio el chofer calentaba con unos periódicos debajo del aceite del motor, para que el mismo dejara de estar espeso y fuera más fluido, era como hacer más fluida la sangre del autocar…..de hecho el autocar tenía una cierta forma de vida propia, ¿sabes.
  • No, dijo Shasmin, no lo sabía…..
  • Bien, ahora que me acuerdo, te contaré algo…-se bajó de la mesa el arcángel y empezó a andar mientras hablaba-, algo que prometí contarte…..
  • Yo, dijo el ángel, también he sido pequeño, aunque dicen por la Tierra que no es así….      Iba con Dios de la mano e íbamos a coger un autocar por la mañana, muy pronto, hacía frío, pero a Dios le gustaba madrugar y siempre, digo siempre, llegar a tiempo……el viaje fue largo, eran autocares con grandes volantes e ir a 60 km hora era, decían, demasiado……
  • Así el ángel, una vez cada 15 días bajaba a la Tierra y durante un tiempo indefinido hablaba y hablaba, con su nieto, se reían, comían galletas o bien tomaban té, pero la verdad es que el tiempo pasó para Shasmin y llegó  que tenía  83  años, una buena edad….
  • Dijo el ángel…hoy será la última vez que nos veamos, ¿sabes?
  • ¿Por qué, contestó Shasmin?
  • Has cumplido todo a la perfección, has hecho la paz con tus enemigos como tú dices, todo está bien hecho y ya no falta nada por hacer por ti y desde “arriba”  cuando todo se hace y se saca buena nota te llaman, ¿entiendes?
  • ¡ Justo ahora que va todo bien!, protestó Shasmin…
  • Eso parece, le dijo el ángel, al menos es lo que desde  arriba dicen, y ya sabes que siempre o casi siempre tienen  razón….
  • Shasmin no estaba de acuerdo, el ángel era su amigo y ahora que había conseguido en su vida familiar, económica, emocional, etc.  conseguir el equilibrio, justo ahora que podía empezar a disfrutarlo,  viene y le dice que todo se ha acabado, no había derecho, pero….
  • ¿Si todo se cumple bien  debo subir, preguntó Shasmin al ángel…?
  • Sí, ya te lo he dicho…
  • ¿Puedes esperar diez minutos? ahora vuelvo….
  • Bajó raudo al Banco de la esquina, entró, y dijo: “es un asalto, deme todo el dinero que tenga….ahora mismo”
  • Pero, Sr. Shasmin, le contestó la cajera, si le conozco de toda la vida…..
  • El caso fue que Shasmin robó ese día  150.000 euros al Banco, y con ellos se presentó al ángel y le dijo:    ahora que he robado no puedo subir, he hecho una falta y debo estar un tiempo más, ¿no?.
  • El Arcángel San Mikael, frunció el ceño, se puso la mano en la barbilla y durante unos minutos pensó….y dudó.
  • Cierto, dijo el ángel, esa falta debe ser limpiada antes de subir, ¿ y ahora qué?…
  • Bueno, contestó Shasmin, 150.000 euros entre 1.500 euros que es mi pensión  al mes ….son 100 años…¿no?
  • El Arcángel sonrió y le dijo:   bueno, no sé si te dejaran 100 años más, pero hoy no subes….ya me dirán algo, y desapareció.
  • Shasmin bajó corriendo al   Banco, la policía estaba a punto de llegar, y dijo:
  •   Sr. director, le devuelvo el dinero, no se enfade, por favor…
  • !Uf!,  le dijo el director, pensaba Shasmin que lo habías robado, pero sabía que era imposible, si te conozco desde pequeño….pero,
  •  dime, ¿por qué lo has hecho?
  • Shasmin sonrío, y miró al cielo….
  • dicen, dijo Shasmin, que el tiempo es dinero, sonriendo al incrédulo director de la oficina bancaria….
  • Cierto, le dijo el director cogiendo el dinero……o el dinero es tiempo.

    Otras publicaciones: http://wp.me/p45wXq-cO