39- Adriano, el Emperador que traicionó a Trajano. El asalto al poder.

Adriano

Adriano

                 

“Adriano el  Emperador que traicionó a Trajano, el asalto al poder.”

“Todo lo que recuerde a Trajano será olvidado o destruido. Apolodoro de Damasco, arquitecto de Trajano.”

 “Separan a Marco Antonio y Julio César y asesinan a éste último, Trajano envió a Quieto a luchar contra los judíos y Adriano asesina a su tío.” 

Trajano, asciende  por méritos propios.    Adriano, Publio Elio Adriano (Itálica enero de 76, julio de 138), aparece en la sombra y  asciende a costa de su tío y el renombre de su familia.   Sobrino segundo por línea materna de Trajano quien aunque nunca le nombró públicamente su heredero, le dio varias muestras de preferencia durante su reinado.

En la diferencia de títulos de ambos hay que observar los de Trajano eran más numerosos y es que era más querido por el pueblo y el Senado.

Adriano:    Imperator Caesar Divi Traiani filius Traianus Hadrianus Augustus, y Divus Hadrianus.  

  Trajano:     IMPERATOR • CAESAR • DIVI • NERVAE • FILIVS • NERVA • TRAIANVS • OPTIMVS (príncipe óptimo) • AVGVSTVS • GERMANICVS • DACICVS (conquistador de la Dacia)• PARTHICVS (conquistador de los partos).

La figura de Adriano es la continuación por la inmensa e inesperada inercia de su tío, Trajano hacia el Este, como el nuevo Alejandro Magno, donde confiaba asentar poblaciones romanas con las aborígenes,  acceder a las minas de oro, no pagar los inmensos  impuestos a los dacios y partos, y con eso sostener el nuevo Imperio por él pensado, mantenerlo y acrecentarlo.  La “Historia Augusta” afirma que las  relaciones de  Adriano con Trajano no siempre fueron buenas.

       Entra en la historia cuando Nerva fue asesinado, (ya una tradición en la  familia) ,  se trasladó a Colonia a fin de informar a Trajano en persona de su ascenso al trono, desde ese instante Trajano lo aleja o acerca a él  y Adriano ideará  a través de la propia mujer de Trajano la muerte del mismo mientras Trajano se ausenta de Roma vía la expansión al el Este.     Díon  Casio dice:  < Plotina, esposa de Trajano, estaba  enamorada de Adriano y traicionó a su marido (Libro LXIX).>

     Trajano no tuvo la intuición de designar heredero, aún a sabiendas que su astróloga personal le había dicho que no volvería y que la muerte vendría de dentro, no de fuera. 

        David Potter catedrático de la Universidad de Michigan en su libro:  “Emperors of Rome”,  dice:   <Trajano consideró a otros candidatos como Quieto,  a sucederle ante la profunda desconfianza hacia su segundo sobrino Adriano falto de visión de crecimiento del Imperio y sabedor de su política  defensiva-pasiva de renuncia a lo conquistado que a la larga sería la destrucción del Imperio, una política  de consenso y de cesión ante el enemigo. >

   El conflicto sucesorio se acentuó con el asesinato  de dos importantes candidatos al trono: Cneo Pedanio Fusco Salinator y Lucio Julio Urso Serviano,    Este último dijo en el momento de su muerte:    «Sabéis muy bien, dioses, que no soy culpable de nada malo. En cuanto a Adriano solo pido esto: que ansíe la muerte y no pueda morir».  El vaticinio se cumplió; Adriano sufrió hasta el final a causa de una  dilatada enfermedad coronaria  y sus sirvientes le impidieron suicidarse en más de una ocasión.

  Adriano  asesinó, ( incluso antes de la muerte de Trajano),  a sus generales y consejeros, cosa que  alarmó al Senado.  En otra ocasión, mientras Apolodoro (el principal arquitecto de Trajano)   se encontraba resolviendo una duda con Trajano, Adriano los  interrumpió tratando de dar su opinión, a lo que el arquitecto respondió:   “No sabes nada acerca de estos problemas.”       Tras acceder al trono, Adriano exilió a Apolodoro y ordenó su asesinato.  En  tiempos de Adriano  se dio orden de destruir el puente de Danubio construido por Apolodoro , (Anthony Birley, Biografía de Adriano.)   

Puente Danubio

Puente Danubio destruido por Adriano(reconstrucción)

     Además, ordenó el asesinato  de Lusio Quieto, legatus norteafricano y jefe de la caballería, amigo de Trajano un general de origen bereber que había participado en la campaña de Partia y había sido nombrado recientemente por Trajano gobernador de Judea y cónsul y de quien sospechaba que codiciaba el trono imperial, aparte de ser amigo personal de Trajano, que en más de una ocasión estando enfermo Trajano  le ordenó liderar la batalla contra los dacios y partos.

Adriano, estando en Oriente con Trajano ya enfermo, ordena la ejecución de los cuatro generales de Trajano más brillantes (Palma, Celso, Nigrino y Lucio),   del libro : Historia Augusta, 7,2.  

Según Elizabeth Speller  los asesinatos se ordenaron sin un acuerdo entre los senadores y el emperador, lo que causó un distanciamiento entre ellos. Este hecho constituye uno de los puntos de inflexión de las relaciones entre el Senado y Adriano, en detrimento de la capital, que ya no era la indiscutible ciudad imperial y hegemónica.

Nadie ni Nerva ni Trajano se atrevió a asesinar a lo senadores, cosa que Adriano hizo… “el miedo y la traición habían entrado en el Imperio, Roma comienza a decaer como gran Imperio.”

  Plotina,   esposa de Trajano, ( experta astróloga igual que su abuelo) , con el apoyo  de Lucio Licinio Sura y Publio Acilio Atiano  fueron determinantes en el  ascenso al trono de Adriano en una conspiración rápida, organizada por Adriano desde la distancia y ejecutada por sus incondicionales matando a sus adversarios reales o ficticios.   firmó el documento que  confirmaba a Adriano como heredero falsificando la voluntad de Trajano. En este caos final, Adriano viene con 400 legionarios, mata a los comandantes y se autoproclama César agonizando aún Trajano. Aunque el emperador  había adoptado a Adriano, éste   falsificó los documentos de adopción antes de presentarlos ante los senadores, su verdadera legitimidad como emperador dependía de la aprobación senatorial y del apoyo de los soldados sirios.

  Su reinado lo marcó la ausencia de operaciones militares importantes, con la excepción de la Segunda guerra judeo-romana; además se renunció a la conquista de Mesopotamia que Trajano había iniciado durante su reinado al considerarla indefendible, a consecuencia del excesivo esfuerzo logístico que requería mantener campamentos estables en esa zona. Sus decisiones fueron de marcado carácter antimilitarista y defensivo-pasivo— (Los historiadores se han servido del Epígrafe de Lambesi que demuestra el establecimiento de una nueva doctrina defensiva.)

   La ausencia de un poder y el repliegue y la reposición de los reyes derrotados y la pérdida  de los territorios conquistados promovieron una debilidad en Roma y se originaron diversas rebeliones:   Segunda guerra judeo-romana (132),  que  costó una enorme cantidad de soldados a la maquinaria militar romana,ante tal desastre  el emperador eliminó de sus despachos militares al Senado la fórmula habitual de apertura:  «Yo y las legiones estamos bien», a diferencia del coste mínimo  de los legionarios de Trajano en sus expediciones lo cual demuestra la inexperiencia de Adriano y de sus generales.

En 119, los britanos se levantaron contra el Imperio. En el año 123 se trasladó a Mauritania, donde lideró una campaña contra los rebeldes locales,  no obstante, tuvo que marchar a Oriente tras recibir unos informes que afirmaban que el Imperio parto estaba reclutando numerosas tropas.

Speller afirma que durante su visita a Egipto se requisaron víveres con el fin de alimentar a sus hombres; esto era una carga insoportable en un territorio con una agricultura de subsistencia, a causa de lo cual se extendió la hambruna y las condiciones de vida se volvieron terriblemente difíciles.

     Promovió las levas locales, auxilia,  sin experiencia,   Todos los pagos relativos a los “auxilia” eran manifiestamente inferiores a los concernientes al cuerpo de legionarios — los cuales recibían un sueldo considerable, donaciones monetarias ocasionales, amén de una prima final de servicios y  el derecho de propiedad de la tierra.

Dión Casio Libro LXVIII :    “Trajano siempre sospechó que su enfermedad se debía a un veneno que se le había administrado…habría sufrido un ictus, y era aficionado al vino. Expiró después de haber gobernado 19 años, seis meses y quince días.” 

    El Imperio se deshacía entre la barba estilo heleno que Adriano se dejó, sus devaneos homosexuales y la construcción de edificios de recreo y ocio y su política de apaciguamiento y abandono de los territorios conquistados duramente por su tío y sus legiones.

      “La gloria y el honor se esfumaban  rápidamente y vendrían tiempos de dolor y muerte…. Trajano era historia.”

     “Por el picor que hay en mis dedos, sé que la infamia se aproxima, a quien quiera que sea, abridle los cerrojos. Shakespeare, Macbeth”

  Otras publicaciones: http://wp.me/p45wXq-cO