42- Templarios, America y los mapas de Piri Reis, Walsperger y Dieppe.

                 Templarios, America y los mapas de Piri Reis, Walsperger y Dieppe.

mapa del mundo hecho por el cartógrafo otomano y almirante militar, Piri Reis 22

Mapa del mundo hecho por el cartógrafo otomano y almirante militar, Piri Reis. Izquierda perfil de America. Este documento que se conserva en el palacio de Topkapi (Estambul, Turquía).

Antecedentes:  

  Las sagas de Vinlandia, (dos textos medievales del siglo XIII), son la primera fuente escrita europea en la que se podría hacer referencia a América del Norte. Allí se mencionan cuatro regiones a los que los vikingos ponen nombre: Groenland (Tierra Verde), Helluland (Tierra de Arroyos), Markland (Tierra de Bosques) y Vinland(Tierra de Viñedos).

Los viajes, descubrimientos y asentamientos vikingos en América del Norte fueron escritos por primera vez en dos sagas: la Saga de los groenlandeses (capítulos del Hauksbók del Libro de Flateyescrita en el año 1200, y la Saga de Erik el Rojo, escrita en el año 1260.

  Durante muchos años, se dudó de la autenticidad de las sagas, hasta que en 1837, el arqueólogo danés Carl Christian Rafn describió los indicios de asentamientos vikingos en América del Norte. En la década de 1960 se comprobó la base histórica de las sagas al excavarse un asentamiento vikingo enLeifbundir (L’Anse aux Meadows) en Terranova.

  Se ha encontrado en Islandia un linaje, denominado “C1e”, que es mitocondrial y típico de los amerindios, la hipótesis más factible es que estos genes correspondiesen a una mujer amerindia que fue llevada desde América por los vikingos cerca del año 1000.

Según la leyenda hubo una expedición que realizó 1398 el “príncipe” Henry Saint Clair, que con ayuda de su hermano el experimentado navegante Zeno, y guiados por los  vikingos desembarcaron en las costas de la actual Nueva Escocia en Canadá, con la idea de fundar  “la Nueva Jerusalén”.

Capilla Rosslyn(Escocia)

Capilla Rosslyn (Escocia)

La Capilla Rosslyn fue construida en 1.446 y muestra en sus bóvedas “maiz americano” cuando su cultivo  era desconocido en Europa en el momento de la construcción de la capilla y no se cultivó allí hasta varios cientos de años más tarde. Knight y Lomas ven estas esculturas como evidencia que apoya la idea de que Henry Sinclair viajó a las Américas mucho antes de Colón. Robert Lomas y Cristóbal Knight creen que la pared oeste de la Capilla es en realidad un modelo del “Muro de las Lamentaciones” en Jerusalén, el que se quería fundar en Canadá.

Según las investigaciones hechas por Bradley en esa época precolombina, ahí se construyó un castillo, que servía como refugio, para exploradores y viajeros de la dinastía grialica.  Todo esto apunta que la familia de los Saint Clair  ya conocían la existencia del Nuevo Mundo, gracias a sus aliados  los templarios y sus vasallos, los vikingos.

Investigadores como  “Jacques de Mahieu”, han documentado la presencia de los templarios en América (secretum templi). Ya que existe un antiguo sello templario en la que se muestra a un indio americano, la tierra donde extraían la plata con la que financiaban la construcción de sus famosas catedrales góticas, que se levantaron por toda Europa, y que nadie sabía de donde procedía el dinero con que se compraban materiales y la paga de los constructores.

La plata y otros productos eran transportados de América (en un puerto probablemente en Panuco en México) hasta su puerto secreto en La Rochelle. Y de ahí es de donde partieron  los templarios tras la desaparición de su Orden  con un rumbo a Islandia, Groenlandia y América.

Como resultado de las investigaciones de Mahieu la primera vez que arribaron a América (según el priorato, la primera llegada histórica) fue en el año 877, que fue financiada y organizada por los monjes irlandeses que pertenecían a la Orden Columbita de los Culdeos. Apoyados por los vikingos quienes después de recorrer las costas de Norteamérica y Canadá descubrieron México y después Sudamérica.

Cuando años más tarde regresan a Irlanda alrededor del año 1000, arriban al puerto de Dippe, lugar del famoso mapa,  que estaba ocupado por los normandos, quienes copian el mapa que trazaron al explorar las nuevas tierras.

    La Orden de los Templarios era muy poderosa en esa época y llevados por las noticias de que en esas tierras eran abundantes el oro y la plata,  los templarios por orden del Prior o Gran Maestre negocian un acuerdo con los vikingos para que con sus naves los lleven a América para explotar varios yacimientos de metales preciosos.

    Con estos conocimientos y tras la caída de Jerusalén en manos de los musulmanes y de sentir serias amenazas del Papa,  el temple decide tratar de establecer  un Estado independiente y soberano en alguna parte del Nuevo Continente.

    Colón más tarde con su información siguió sus pasos y no se sorprendió de los relatos de los indios de hombres blancos con barba que ya estuvieron y regresarían, los templarios dejaron huella y Colón gracias a ellos hizo público y universal lo conocido por unos pocos.

Bibliografía para el lector:

La conquista de América, Todorov, Tzvetan

1485 CRISTÓBAL COLÓN EN LA RÁBIDA , FRANCISCO J. FLORES ARROYUELO

ATLAS ILUSTRADO DE CRISTOBAL COLON, Mª PILAR QUERALT DEL HIERRO

y otras fuentes.

Otras publicaciones: http://wp.me/p45wXq-cO