46- Un vaso de agua

Vaso de agua

“El cerebro usa las mismas neuronas cuando ve un vaso que          cuando piensa en èl, con lo cual lo que piensas puede ser real, con sólo la llave de la fe.” (física cuántica actual)

Un vaso de agua        

Hay dos tipos de problemas:   los que tienen solución y los que no.  El  primero es encontrar la solución, el segundo es aceptarlo. 

Esto decía un eminente filósofo en un escenario lleno de gente absorta en lo que decía.  Los que no tienen solución, no son problemas, son circunstancias de la vida.

De pronto tomó un vaso de agua que estaba encima de la mesa y que estaba medio lleno de agua. Todos los asistentes esperaban la clásica pregunta ¿medio vacío o medio lleno?

Sin embargo preguntó: ¿cuánto puede pesar?

Las respuestas fueron entre 200  y 300 gramos.

El filósofo dijo: ” el contenido no importa, el peso no importa, sólo importa el tiempo y lo que piensas.”

El tiempo que podré soportarlo. Si es un minuto no es problema,  si una hora me dolerá el brazo, si un día será mejor que vaya al médico… y cuanto más tiempo lo sostenga más me dolerá el brazo, será más difícil de soportar.

Y dijo:

    “Las preocupaciones son como el vaso de agua, si piensas en ellas un rato no pasa nada, si piensas un poco más te empezará a doler la cabeza y si piensas todo el día acabarás paralizado, incapaz de hacer nada.” Observa en lo que piensas, siéntete un observador de una película y verás vasos medio llenos, vacíos, y la solución en discernir entre lo solucionable y lo que no, entonces serás sabio.

(El Taco Mensajero, con modificaciones)

    Otras publicaciones:    http://wp.me/p45wXq-cO