52- Demócrito (el filósofo que ríe) y la vida…

                                                                                      

Demócrito

Demócrito

La vida sin saber vivirla y disfrutarla es como un largo camino sin posadas…..(Demócrito)

La vida ocurre como todo ocurre, sin saber ninguno de nosotros porqué, todas las humanidades se lo  preguntaron y se lo preguntarán.  Algunos sintieron que detrás del telón habían manos con hilos que movían a los muñecos, e intuyeron que los muñecos por sí mismos no se movían ni hablaban, aunque algunos muñecos estaban seguros que sí, que eran ellos , eruditos e inteligentes, de madera noble y antepasados nobles y aunque habían hilos, ellos decidían sus movimientos y su destino y lejos, muy lejos había algo desconocido que algunos decían que estaba allí y existía.

Pero otros dijeron: no, no hay nada detrás del telón, todo se mueve por sí mismo, aunque nadie supo ver ni saber porqué. Unos dijeron que quizás por átomos misteriosos, otros que el azar, pero nadie a ciencia cierta sabía  porqué, y todos tenían  miedo y se inventaban historias de lejanas batallas entre la luz y la sombra y hermanos que se mataban. Miedo de vivir, miedo de morir. Miedo del miedo. Miedo. 

No tengas miedo y cuando venga la muerte o la vida, es lo mismo, y llame a tu puerta te encontrará en cualquier posición, pensando en cualquier asunto importante y le dirás : ¡espera un poco!,  pero la marea que te trajo a la playa sin preguntar te llevará de regreso al mar, sin preguntar……Irás, no te lo preguntarán, ni tú lo decidirás, ocurrirá, como muere la semilla para convertirse  en árbol, florece la flor del cerezo para ser un fruto, y la crisálida muere para ser mariposa y volar, simplemente ocurrirá, y quizás lo presientas o no, ¿que más da?

Dios se encarna o se transmuta en “su” creación, la creación entonces  no tiene principio, ni  final, ni big bang ni implosión, ni final, sólo un cambio eterno, infinito, sin cesar, hasta que Dios decida dejar de jugar.

¿Para qué vuela una golondrina en el cielo? ¿Para ser feliz?  No, vuela porque es una golondrina y ella “no sabe que debe ser feliz,” sólo vuela y sabe volar y lo hace.

Vivamos siendo conscientes, da igual el tiempo, no tengamos miedo…..¿cuánto vive una mariposa? A veces un sólo día, pero es una vida completa. La consciencia es nuestra misión y deber, sólo y mucho es eso, cada milésima de segundo, cada parpadeo, cada respiración, cada sonrisa, cada adiós, es un vivir y un morir, seamos conscientes.

Se cuenta que Buda hablando alegremente con un discípulo movió con un acto reflejo la mano para espantar una mosca que estaba revoloteando cerca de su cara, y a los pocos pasos, se paró, se giró, …volvió  atrás sobre sus pasos, se paró, y con la mano lentamente se sacudió una mosca inexistente. El discípulo le preguntó:  “Maestro, la mosca se fue, ¿por qué lo hace? ”  Ahora he sido consciente , dijo Buda…. La compasión, bondad, amor, amar… desciende de las encumbradas e ignotas cimas de la consciencia  donde reinan los dioses dictando sus normas, como las golondrinas, sólo volar, no preguntes, disfruta tu vuelo.

La consciencia es el “vuelo “que debemos hacer para “estar y ser”, sólo eso, nada más y nada menos, igual que la golondrina vuela sin cesar empujada por su dios, el viento, sólo vuela, no pregunta, no decide, no sabe que es feliz, no responde, no piensa, siente, vive sintiendo, disfruta….y espera la siguiente oleada de aire para elevarse hacia el cielo o bajar hacia las mieses, para nacer o morir, pero siempre vuela siendo consciente. Vive y Vuela.

Otras publicaciones:    http://wp.me/p45wXq-cO