53 – Tres peces….

Pescando tres peces...

Pescando tres peces…

 “Lo mucho se vuelve poco con desear otro poco más. –Quevedo”

 

    Era un hombre que cada mañana iba desde su pueblo hasta la orilla del río para pescar. Cuando había capturado tres peces, emprendía con paso lento el regreso a su casa, donde vivía con su esposa y un hijo.

En el pueblo la gente comentaba esta extraña rutina. En cierta ocasión llegó un turista y  observando lo que hacía nuestro pescador le preguntó,

-Perdone, me he fijado que todos los días hace lo mismo. Pesca tres peces y se va.

-¿Y para qué habría de quedarme?

-Para pescar más peces.

-Sólo necesito tres, somos tres en casa.

-¿Y nunca ha pensado pescar más?

-¿Para qué?

-Para vender, así se podría comprar redes y una barca.

¿Para qué?

-¡Hombre!, para comprarse una casa más grande, ser rico y hacer todo lo que le gustaría hacer.

-¿Lo que me gustaría hacer?, Si ya lo hago, lo que me gusta es pescar.

 

 

Otras publicaciones:    http://wp.me/p45wXq-cO

El Taco, de 1.990