56- El mito del Paraíso terrenal y su significado.

paraiso-terrenal

paraiso-terrenal

“Un lugar perfecto en el que no hay enfermedad, en el que no existe la muerte y nadie padece sufrimiento; en el que todo es puro y perfecto, y la vida puede discurrir sin ningún contratiempo.”

1.-Preámbulo:

      La Humanidad existe  entre dos extremos o infinitos: la ignorancia y la sabiduría. la animalidad y la divinidad.  Somos un experimento, no un producto acabado y como tal,  al estar en medio de la ignorancia y la sabiduría, padecemos. Estamos entre dos extremos opuestos, en medio, y por eso sufrimos o estamos angustiados,   Kierkegaard lo llama “la angustia consciente”.  La ignorancia no padece, los animales no padecen ante lo desconocido, ante   el pasado, el futuro, etc. ya que no tienen  consciencia y sin ella,  no existe el dolor, pérdida,  ni el miedo al futuro, a lo desconocido o a la muerte. Los dioses  en cambio no sufren, son conscientes. Estamos en medio,estamos angustiados por la vida, por la muerte, sufrimos, no somos ni inconscientes ni divinos.

Todo proceso de   ir hacia abajo, de disminuir, de “ir hacia la inconsciencia”, hacia un estado animal (drogas, alucinógenos, alcohol, etc. ) lleva temporalmente a una paz, a una ausencia de dolor, a una satisfacción temporal, como ocurría en el Edén, aunque sabemos que al final “tenemos que volver a casa”,  a nuestra consciencia forzosamente.  La otra alternativa es ir hacia arriba, aumentar nuestra vibración o consciencia hasta llegar a la frontera entre  la materia y el espíritu, la frontera con Dios y eso es ser consciente. Estamos en medio de las dos orillas.

2.-Historia bíblica de la expulsión del Paraíso….¿Prohibición del conocimiento?.

   Dios en el mito prohíbe a Adán y Eva explícitamente :  “no comer del árbol del Conocimiento”.   ¿Qué clase de Dios prohíbe aumentar el  conocimiento y sabiduría de sus hijos? Algo no cuadra en el mito. No cometimos ningún pecado contra Dios, el llamado “pecado original”, sino que Dios decidió impulsar el experimento que estaba paralizado  a una mayor velocidad.

    Dios  crea  a Adán, pero no tiene un sitio donde ponerlo. Entonces crea el Edén,  pero se da cuenta que el experimento todavía no funciona, Adán no es feliz, no hay dualidad, está sólo…”no es bueno que el hombre esté sólo”…. y crea a la mujer, en su mismo plano, mitológicamente creada de una costilla de Adán,es decir es de su misma vibración de su misma naturaleza, es como él. Entonces se supone que hay una dualidad, hombre-mujer, y que habrá una tensión entre  ambas polaridades. Pero esta tensión no funciona, y entonces Dios decide intervenir de nuevo en el experimento. 

   En ese instante Dios vuelve a introducir algo que Adán y Eva no sabían, una “información”  que desconocían, que había un árbol distinto a los miles y miles de árboles que existían y muchos aún no los conocían. Se hizo el foco de atención sobre un árbol específico, el del Conocimiento. En ese instante el experimento se modifica ya que si dices a un niño: “no abras el frigorífico que hay algo maravilloso dentro de él, ahora marcho y en un rato vuelvo”. Evidentemente en cuanto se vaya el adulto el niño abrirá el frigorífico. Es decir Dios “pone en marcha el experimento”  que se había detenido o estancado de nuevo en una inmensa paz, felicidad, visita de miles de ángeles etc. El experimento no funcionaba y Dios interviene, y toma Dios  la forma de serpiente.  Dios “tenta”  a Eva para que coma del Conocimiento. Es decir Dios decide que la Humanidad inicie o se despierte hacia el  viaje primordial que Dios diseñó hacia la consciencia y salga de un letargo cuasi animal de inconsciencia primigenia en el cual  se sumió en el Edén. 

3.-Antecedentes:

Adán y Eva existían en un mundo animal donde no hay muerte ni miedo, sólo el eterno presente y una total ignorancia, una satisfacción material. Tenían privado ser felices,  ya que sino eres consciente puedes ser dichoso, pero no feliz ya que  no eres consciente de tu felicidad. Entonces Dios interviene en su experimento.

   ¿El Diablo o Dios?: Diablo viene de la misma raíz  que “deva o devata” en hindú,  dios y divino viene de la misma raíz.  No existían dos fuerzas distintas Dios y el Diablo, sino sólo una fuerza con dos polaridades, ya que para que una fuerza se manifieste debe operar entre dos polos. Tampoco puede existir “algo o alguien” que permanezca fuera de Dios, ya que Dios es el Todo. Pero Dios  puede tomar cualquier forma.

Al poseer el Conocimiento se convirtieron en humanos, es decir , se produjo un salto cuántico y salió  un producto inacabado.  Al ser conscientes nos auto-expulsamos del mundo animal, no nos echaron del Edén. No puedes ser dichoso sino te sientes desgraciado en algún momento, ya que todo sentimiento existe entre dos polos, en la dualidad. Sin dualidad no existen los sentimientos ni las emociones.

Es decir, no hubo expulsión ni pecado, ya que Dios modificó el experimento y en cuanto fueron conscientes ellos mismos salieron de la inconsciencia del estado animal, del estado de satisfacción no conocida hacia un nuevo ser, un ser  humano. Pero el experimento se estancó de nuevo, algo había ocurrido. La Humanidad decide entrar en el Edén no por la consciencia, sino por la ciencia  y construye una estructura, la Torre de Babel, que llegará a los cielos, será la Humanidad como Dios. Dios planifica la destrucción de esa humanidad, elije a los puros y les dice que cojan a una pareja de cada especie de animal (curiosamente no dice nada de las plantas) y castiga a la Humanidad con El Diluvio que es narrado en todas las culturas.

diluvio

diluvio

4.-No nos echaron, al subir de consciencia  salimos de ese estado.

   Dios de nuevo, otra vez,  arranca el experimento y envía a su Hijo, se transforma en hombre, en Hombre-Dios, Jesús el Cristo (el último Adán)  y decide  que toda la Humanidad se pueda salvar, no en una Arca, sino por Jesús.  Que se abra la nueva puerta del Edén, de aquel Edén en el cual  nos fuimos, pero un nuevo Edén, uno de amor y consciencia divina.

   Comenzamos un nuevo viaje para  transformar  la materia en energía, transmutar el cobre en oro alquímico, el odio en amor, la inconsciencia en divinidad, elevarnos hacia  lo divino,  saber que somos dioses  y hemos llegado por fin a la otra orilla, la orilla de Dios.

  Somos o seremos Dios, muchos no lo sabemos… aún.  El experimento continúa…

Otras publicaciones:    http://wp.me/p45wXq-cO