Oriol Pujol Borotau – Mayo 2.002, un curso con ilusión …1 – 76

“En recuerdo y memoria del maestro Oriol Pujol, emoción entre Oriente y Occidente”

Seminario de autoestima

Seminario de autoestima

     <<No empujes al río, deja que fluya por sí mismo.>> (escrito en la pizarra antes de comenzar el curso, en forma de bienvenida…)

Preámbulo:

Conocí al maestro Oriol Pujol a  mediados de los 90. Yo era ex-alumno de la escuela EADA. Había hecho varios cursos de finanzas y un día encontré un seminario sorprendente, una extraña flor en medio del desierto, y el título era algo relacionado con la ilusión y motivación. No lo entendí y me apunté a ese seminario.

Entré en  una sala grande, llena de gente y vi en el estrado al maestro Oriol, de pie, dirigiéndose con pasión a todo el auditorio que embelesado e intrigado le escuchaban.

Hablaba de algo sorprendente  en esa escuela de finanzas, contabilidad, etc y era sobre la motivación interior, responsabilidad, ilusión. Quedé fascinado. A partir de ahí asistí a muchos de sus seminarios en diferentes escuelas, centros de día, etc.

La información  aquí expuesta  corresponde a  un fin de semana de 3 días, en una casa rural en la zona de Castelldefels (Bcn) y era Mayo 2.002, un mes espléndido, aquí dejo el inicio de su perfume y su relato,  en el mismo orden que fue relatado…

                     Curso de AUTOESTIMA del Sr. Oriol Pujol.  Mayo, 2.002

1.- INTRODUCCIÓN:

Tengo la responsabilidad de lo que siento, de lo que me pasa por dentro.  Tengo una coraza (mi yo) que rechaza, si yo quiero, las críticas, insultos, por lo que si los acepto, es responsabilidad mía y entonces  “yo”  me hago enfadar.

La responsabilidad es consecuencia de ser libre, de la libertad de poder elegir. Pero es algo personal y único. Yo decido, conscientemente o no, lo que pienso, lo que siento y lo que ocurre dentro de mi, siempre teniendo en cuenta que actúo con mi “carácter o coraza” y soy libre de aceptar las críticas etc.,  o de no hacerlo.

El aceptar es algo personal.

Buda entró en un pueblo con sus discípulos. Le tiraron piedras e insultaron. Buda no se fue, se quedó allí. Uno del pueblo se acercó y le insultó. Buda quedo impasible. El del pueblo se sorprendió y preguntó a Buda: ¿no te molesta el insulto y desprecio que te acabo de hacer? Buda respondió:  “si alguien te entrega un regalo puedes aceptarlo o no. Sino lo aceptas lo devuelves. Si lo devuelves se lo entregas a quien te lo dio. El presente vuelve a él. Así yo te devuelvo lo que me has entregado.”

Baja de moral : es propio del ser humano sensible.

Dime a qué velocidad subes y a qué velocidad  bajas. ¿Tanto cuesta subir?  Tengo que preguntarme : ¿tengo las fuerzas internas activadas de forma que yo realmente pueda subir?

Altas expectativas conllevan a  altas decepciones:

   Siempre debemos tener las manos en los bolsillos respecto a las expectativas, es decir, sino tenemos expectativas y sale bien nos alegraremos y sino es así, no nos afectará ya que no habíamos proyectado nada y nada ha dejado de ser u ocurrrir que nos sorprenda. 

  • 1.1-      ¿Qué es tener fe en la vida actual?    La fe:   “la fe mueve montañas, Jesús El Cristo”,  relato-cuento de Oriol…
Shiva

Shiva

     “Lo que persiste resiste, lo que se acepta se transforma. ”

Una madre debía llevar a su hijo al colegio, pero  estaba lejos  y se tenía que atravesar una selva donde anidaban numerosos animales salvajes que podían ser un peligro para su hijo.

      Ella tenía que limpiar la casa, cultivar el huerto, ordeñar  la cabra y hacer la comida y viendo que su hijo era un poco mayor le dijo:

  • No podré acompañarte al colegio, tengo mucho que hacer, pero no te preocupes. Cuando vayas a entrar en la  selva, siéntate y llama a Shiva, ella te escucha siempre, grita y verás que enseguida baja, te habla y te acompañará  a la escuela, tanto de ida como de vuelta.
  • El niño se levantó pronto esa mañana, empezaba el primer día del colegio y ya preparado se despidió de su madre con un beso y empezó el camino.
  • Al llegar justo antes de la selva, hizo lo que su madre le había enseñado, se sentó y llamó a la diosa Shiva.
  • No ocurrió nada. Volvió a llamar subiendo la voz….una suave brisa de aire vino del este y una fragancia inundó el lugar donde estaba el niño.
  • Este, miró enfrente, pero no vio nada.
  • Chis! chis! escuchó…
  • Se giró y vio a Shiva. Estaba de pie sonriendo.
  • ¿Qué deseas?, preguntó Shiva.
  • El niño le contó lo que su madre le había narrado y Shiva le dijo…
  • Dame la mano.
  • Y juntos atravesaron la selva. Ningún animal les molestó.
  • A la vuelta de la escuela se sentó e hizo lo mismo.
  • Shiva se apareció y hablando con risas entre ellos le dejó a la puerta de su casa.
  • La madre le preguntó: ¿Shiva ha venido?
  • Si, contestó el niño. Me ha contado muchas historias, y he aprendido mucho.
  • Así pasó el tiempo, mucho tiempo  y un día en clase el maestro preguntó:  debéis contar algo inusual, raro o extraño que os haya pasado, es el ejercicio para el próximo día.
  • El próximo día llegó y el niño contó que Shiva, la diosa Shiva,  le acompañaba hace años al colegio y luego a casa, le contaba cuentos e historias y lo pasaba muy bien, nadie les atacó nunca.
  • Toda la clase, incluida el maestro se rió.
  • Imposible, dijo el maestro nos engañas…
  • No, dijo el niño, es verdad.
  • Bueno, contestó el maestro. Haremos una prueba, luego al salir te acompañaremos todos al borde de la selva, llamas a Shiva y veremos qué pasa, ¿vale?
  •  Bien dijo el niño…
  • Salió al acabar toda la clase junto con el maestro  y llegados al borde de la selva el niño llamó a Shiva.
  • ¡Shiva!, ¡Shiva! y así un rato entre las risa de sus compañeros y el profesor.
  • Lo dejaron y se fueron.
  • Shiva no bajó ese día ante las llamadas del niño, ¿qué extraño?
  • El niño se quedó sólo, y al rato Shiva bajó y le dijo, ¿por qué lloras?
  • ¡Oh!, dijo el niño, ¿estás aquí?..
  • ¡Sí!, dijo Shiva, me has llamado y he venido.
  • Pero…dijo el niño, te llamé con toda la clase y no bajaste…me has hecho quedar mal y piensan que he mentido….
  • Bueno, dijo Shiva, eso es un problema de ellos.
  • ¿Por qué no viniste a mi llamada?
  • No bajé porque  ninguno tenía fe,  excepto  tú.
  • Sólo tú me puedes ver ya que eres el único que tienes fe en mi.

         1.2- La ilusión en nuestras vidas (Entrevista),”miles de personas viven angustiadas porque no saben quererse”…

Oriol Pujol

¿Por obligación o con ilusión?

No haga nada por obligación o autoexigencia: hágalo todo por ilusión y con emoción.

-¿Limpiar los wáteres, fregar los suelos con ilusión?

-¡Sí! Yo lo he hecho en India y enseño cada día a muchos directivos y estudiantes a ilusionarse por asignaturas y asuntos que les aburren o repelen. Hay técnicas.

-Por ejemplo…

-Pues ahora le veo agobiado a usted.

-Me llaman por el móvil y tengo otra entrevista enseguida.

-Apague el móvil, quítese el reloj.

-¿Qué?

-¡Fuera el reloj, hombre! Está usted conmigo y consigo hablando. ¿Ve? Ahora se relajará. Si va a un monasterio budista, lo primero que harán es quitarle el reloj.

-Espero que me lo devuelvan…

-Sólo cuando salga. Si se relaja, empezará a disfrutar de esta conversación y olvidará su manía a la próxima entrevista. No convierta su vida en un calvario de obligaciones indeseables. Abandone lo abandonable y ante lo esencial cambie de actitud. Si cambia de actitud y se ilusiona, puede ser igual de eficaz que si se automachaca, y encima se divertirá.

-¿Y si soy un manojo de nervios? ¿Si soy tímido y lo paso fatal aquí o en una reunión o hablando en público?

-Contra las fobias e inseguridades hemos profundizado con las técnicas de meditación vipashana en la programación neurolingüística. Por ejemplo: piense en un momento de su vida que le dé energía.

-No se me ocurre nada.

-Aquel día que le felicitó su padre o un profesor o que le aplaudieron sus amigos porque metió un gol. O aquél momento eterno con aquella persona… Cualquier evocación feliz que le afirme y haga subir la energía.

-De acuerdo. Las vacaciones…

-¡Je! Mucha gente recuerda unas buenas vacaciones. Curé la fobia al avión de un profesor de Esade haciéndole evocar vacaciones de la infancia. Y, de paso, un día recordó que había tenido un accidente de coche siendo muy niño y desde entonces no podía descansar en nada que se moviera. Al objetivar su miedo pudo volar sin problemas.

-¿Cuál es el problema más habitual en los directivos españoles?

-A cada uno sólo se lo pueden decir los demás. En los cursos, los demás detectan enseguida tus puntos flacos. En la propia empresa, las jerarquías o los intereses impiden que los demás te digan qué piensan de ti. Recuerdo los gritos de una empresaria cuando le dijimos que era autoritaria: “¿Yo? ¿Autoritaria? ¡No tenéis ni idea! ¡¡¡Ni idea!!! ¡Soy muy flexible!”. Parece un chiste, pero le aseguro que a menudo es así.

-¿Y si al directivo le falta autoestima?

-Ese no parece el problema de usted.

-Ya, pero hay mucha gente necesitada.

-Pues tiene que aprender a diferenciar entre el egoísmo y el quererse.

-Nadie se considera egoísta a sí mismo.

-Pues sí. Millones de personas viven angustiadas porque no saben quererse. Y tragan cualquier cosa “por no ser egoístas”. Si usted ya ha trabajado diez horas y le piden dos más, negarse no es egoísmo, es respeto hacia uno mismo, y eso hay que aprenderlo.

-¿Cómo?

-Un directivo con un tumor cerebral vino a decirme el otro día que, después de toda una vida en la que había puesto a sus hijos y a su mujer antes que nada, la enfermedad le había enseñado a ponerse él también como prioridad. Y ya ve los buenos resultados.

-¿Cómo lo logró?

-Se dedicaba a sí mismo un par de horitas cada mañana, a pasear, meditar, relajarse e ignorar todo lo demás. En la vida, también tenemos que ponernos a nosotros mismos por encima de todo en ocasiones. Eso es quererse, y si uno no sabe quererse lo bastante, tampoco querrá bien a los demás.

-¿Y por qué no va a quererse uno mismo?

-En la vida cargamos con un saco que necesitamos llenar de afecto para seguir adelante. Hay quien espera que otros llenen ese saco.

-Y va de cráneo.

-Y otros que saben llenárselo ellos solitos.

-¿Y la esposa del enfermo de tumor le aceptó el cambio de prioridades?

-Al menos lo toleró. Hay dos categorías de relación en pareja. La mayoría de las parejas se toleran. Sólo las privilegiadas se aceptan.

-Explíquemelo.

-Tolerar es decir: “Hay cosas de ti que no me gustan y me gustaría que las cambiaras, pero aun así te tolero”. Aceptarse es mucho más. Es decir: “Hay cosas de ti que no me gustan, pero te acepto y te quiero con ellas”.

-No, si la filosofía suena bien, pero…

– Ahora daré un curso de inteligencia emocional en Esade a mandos de la Guardia Urbana. El 80 por ciento de su éxito depende de su capacidad relacional con los demás, más que de su brillantez lógica o conocimientos.

-Bueno, pero procure aparcar bien ese día.

-Es mucho más que aparcar bien. Ahí fuera está la vida. Quiero que dejen de hacer las cosas por obligación y que vean en la vida el misterio del goce por descubrir y no sólo el problema por resolver. Eso es la ilusión.

-Sonar, suena bien…

-Los principios budistas: “Lo que resistes persiste, lo que aceptas se transforma”.

-¿Y las multas?

-No funcionan a largo plazo. Consigue más la ilusión del ciudadano porque su ciudad funcione que cualquier miedo al castigo.

-¡Qué bonito y qué improbable!

-¡Qué real! Sólo con multas y amenazas no funciona nada. Si hoy tenemos una sociedad eficiente es porque los ciudadanos han puesto libremente su ilusión en ella.

continuará…

2.-AUTOESTIMA. 

3.–  Fantasía 1ª: (emocional)

4.-TERMÓMETROS DE LA INSEGURIDAD

5.SÍNTOMAS DE INSEGURIDAD.

6.-ORACIÓN DE GESTALT (de Frank FritsPerls)

7.-EXPRESIONES  DE LA INSEGURIDAD.

8.ACTITUD CORRECTA.

9.-AUTORIDAD.

10.-LOS MIEDOS.

11.-LOS SUEÑOS: ¿Que me dicen los sueños?

12.-PILARES DE LA CONFIANZA.

13.-MENSAJES RECIBIDOS DE PEQUEÑOS, creadores de Inseguridad de adultos.

14.-COMO FORTALECER LA SEGURIDAD PERSONAL.

15.-DAR Y RECIBIR.

16.-CAMINOS, CANALES Y FORMAS DE COMUNICARSE.

17.Fantasía 2ª, experiencias amorosas

18.-VALORES VALIDOS.

19.-MAS ALLA DE PERLS,  Autor Walter Tubbs

20.-INFLUENCIA DE LOS DEMAS Y DE MI MISMO.

21.- Fantasía 3ª. El águila con las gallinas.

22.-Fin del curso:

       1.-Soy una persona formidable.

        2.-Soy una persona digna de amor.

        3.-Me quiero y me acepto a mí mismo, tal como soy.

        4.-Gracias a Dios por haberme hecho tal como soy.

ir a segunda partehttps://wp.me/p45wXq-sB

 Bibliografía usada por Oriol Pujol en el curso:

 Libros de: 

John Powell, S.J. : ” ¿Porqué tengo miedo a enamorarme?”, ” El secreto de permanecer enamorados”, “¿Porqué temo  decirte  quien soy ?”, “La felicidad es algo interior.”

Carl Rogers: “No cerrarse en la pareja.”