104- ¿LA CONVIVIENCIA ES DIFICIL?

El hecho de convivir bajo un mismo techo, físico o simbólico léase familia, genera con frecuencia tensiones y desacuerdos, a veces irreconciliables.

Arthur Schopenhauer en su obra Parerga y Paralipómena relata una preciosa y magnífica fábula respecto a este tema, he aquí la fábula,

“En una noche oscura y fría, algunos erizos descubren que si se juntan tienen menos frío.
Se acercan cada vez más entre ellos, pero son erizos y se pinchan unos a otros.
Asustados, se apartan.
Cuando se alejan, se lamentan de haber perdido el calor, pero al mismo tiempo temen pincharse.
Pasado un tiempo y vencido el miedo, vuelven a juntarse y se pinchan de nuevo.
Así siguen durante algún tiempo hasta que descubren una distancia que les permite darse calor sin pincharse.”

En toda relación de dos, hay tres escenarios. 
El tú, el yo y el nosotros.
A veces el tú y el yo se superponen y empiezan las disputas, otras veces es al revés, pero siempre es una trinidad la relación de dos. 
Son espacios individuales de cada uno y luego un espacio común de los dos, de hecho es una Santa Trinidad, dos son tres.

Art.G. 4-11-18

#convivencia #pareja