105- EL GEMELO EVANESCENTE

EL TRAUMA DEL GEMELO EVANESCENTE, LA PRIMERA GRAN PERDIDA O EL GEMELO SOLITARIO

 

“La historia de los nueve meses anteriores al nacimiento de un ser humano es, probablemente, mucho más interesante y contiene acontecimientos más trascendentales que los setenta años siguientes”.
Samuel Taylor Coleridge (1772-1834)

El ser engendrados por nuestra madre es el viaje más espectacular que jamás haremos.

Es el “PRIMER GRAN VIAJE DEL HEROE” que marcará toda nuestra vida dejando una huella indeleble en nuestro inconsciente y nuestra psique.

A su vez el viaje del óvulo a través de las Trompas de Falopio y más aún , el viaje intrépido del espermatozoide, 300 millones el mismo número de habitantes que hay en Europa, atravesarán todo tipo de dificultades viajando en grupo, no de competición , sino de apoyo, ya que será el óvulo, quien escoja por sincronicidad, por la “misma frecuencia vibracional a su espermatozoide esperado y amado”, no el primer espermatozoide en llegar.
Llegarán unos 500 solamente, el resto se perderán por el camino.
Aunque solo un espermatozoide podrá penetrar el óvulo, todos los que llegan son necesarios, pues son las enzimas que todos ellos llevan en sus cabezas las que harán que la capa de células que recubre al óvulo vaya desapareciendo paulatinamente y su superficie quede finalmente expuesta, un trabajo en equipo, no en competición,

Toda una aventura donde la amada espera y elige a su amado, invitándole a entrar en su casa, donde en la fusión de los dos, óvulo y espermatozoide, nacerá un ser nuevo a través de un prodigioso, fenoménico, mágico , excitante viaje de nueve meses.

Además en este viaje iniciático el óvulo que lleva siempre el cromosoma X, esperará con impaciencia qué buena nueva le trae su espermatozoide, si un cromosoma X o Y. 
Según sea X o Y se determinará el sexo del futuro ser.

Además para este viaje hay un proceso, umbral a pasar, la reducción de 46 a 23 cromosomas en el óvulo y espermatozoide, para juntos entre los dos tener 46, ¡hay hasta magia.! 
Llega el momento esperado del abrazo, fusión de los núcleos de ambos, un instante sagrado, el primero de todos.
A continuación otro gran viaje, la implantación.

Existe una vinculación más estrecha durante el embarazo 
que con la madre, con tu gemelo evanescente.
Aquellas personas que empezaron su vida en un embarazo múltiple, habitualmente gemelar, y que perdieron a su hermano o hermana bien durante el embarazo, en el parto o en los primeros años de vida.

Aunque a primera vista sorprenda, es un hecho conocido y corroborado por la ciencia desde los años 70 que entre el 10% y el 15% de los embarazos humanos empieza como embarazo múltiple, de los que solo uno de cada diez llega a ser, finalmente, un parto de gemelos. 
Eso significa que por lo menos una de cada diez personas empezó su vida acompañada por una hermana o hermano gemelo y que lo perdió durante el embarazo, mayoritariamente durante los tres primeros meses de gestación.

En estos casos la ciencia habla de gemelo evanescente, en referencia al hecho de que habitualmente ese gemelo no deja rastro alguno; sin embargo, si la gestación ha sido más avanzada, puede que queden huellas biológicas que se muestran durante el parto, como una segunda placenta.

Lo que resulta sorprendente es que, a pesar de que en el ámbito de la psicología siempre ha existido una fascinación y curiosidad especiales por los gemelos vivos porque permiten estudiar el desarrollo de la personalidad en sus diversas particularidades, hasta hace bien poco apenas se ha prestado atención a lo que esta experiencia de pérdida representa para el gemelo superviviente.

Sobre todo teniendo en cuenta que se trata de la vinculación más estrecha que conocemos los humanos, incluso más aún que la relación con la madre.

Luego están los gemelos “espejo”, (otro post más adelante), donde son “espejos exactos” uno del otro.
Si uno tiene el corazón en el lado derecho el otro en el izquierdo. Si uno es diestro, el otro es zurdo.

Quizás los zurdos que nacen solos han tenido un gemelo espejo, es una teoría actual, o nacer con un órgano en lugar distinto al habitual también, según el video núm. 2 de National Geographic.

¿ Qué consecuencias podría tener para una persona el hecho de pasar las primeras semanas o meses junto a un gemelo en el útero y pasar después por la experiencia de la pérdida y nacer sola.?

Hay muchas personas que aún habiendo realizado varios procesos de terapia desde distintos enfoques y con buenos profesionales siguen sintiendo que algo falta, que sigue habiendo insatisfacción, aunque no saben decir la razón.
La presencia de un hermano o más hermanos en el útero queda registrada en la memoria del gemelo superviviente y su desaparición crea un gran vacío en su interior, que luego le lleva a buscar desesperadamente el contacto con los demás. 
Esta búsqueda va acompañada por un sentimiento constante de tristeza y anhelo, dado que nunca encuentran realmente las sensaciones recordadas.

El comprender la importancia de haber comenzado la vida acompañado y nacer sólo, habiendo perdido por el camino a un ser íntimo que te acompañaba cerca de ti, dejará una huella imborrable en la mente, en el inconsciente el cual tenderá “a equilibrar de alguna forma ” esta carencia, esta muerte y desamparo de un ser idéntico a ti, no un espejo, un otro yo, idéntico con cuerpo físico.

Al menos uno de ellos lo podrá contar.
Ese gran viaje es un viaje de gran dureza para algunos, no un Paraíso como otros dicen.
Es el viaje del héroe que nacerá a “la luz”, “o los héroes.”

1.- VIDEO GEMELO EVANESCENTE :
https://www.youtube.com/watch?v=JhFnTumKCD8

2.- VIDEO GEMELOS IDENTICOS: 
https://www.youtube.com/watch?v=sfIZ2EiFtjk

Art.G. 3-11-18

#gemelosolitario #gemelos #evanescente