116- “OS DEJO MI SUEÑO”(1)

Jesús el Cristo, Buda, Mahavira, Confucio, Lao-tse y tantos otros nos dejaron un mensaje idéntico: “ámate y ama”. Simple.

Un mensaje tan simple ha sido deformado a lo largo de los tiempos en instituciones mundanas, bancos de algunas religiones, ritos especiales, mandamientos nuevos, el mercado del Templo y un largo etc. cuando todo es sencillo: “ámate y ama”, lo creado como manifestación de su Creador. Nada se crea por sí mismo, nada inconsciente crea algo consciente, la materia no genera consciencia.

¿Para qué esta intrusión en la Verdad por el hombre?
¿Para qué desvirtuarla? 
¿Para conseguir unos bienes materiales, poder, etc en contra de lo anunciado por el maestro?
Todos los maestros en común tenían la “no imposición” de ninguna creencia, el experimentar por uno mismo, que la Verdad está cerca de y en uno mismo y en la Creación y no en templos, sacerdotes, es decir, fuera de ellos. La Verdad sólo es Amor, ama. 
Dios nos dió libre albedrío, libertad, ¿por qué hace falta someter a nadie a nuestra verdad? 
Cualidades como el amor, alrededor del cual no puede crearse ninguna Iglesia. O la consciencia, la cual no es monopolio ni patrimonio de nadie.

Estas religiones creadas a partir de sus maestros demuestran una desconfianza en la Creación, en su bondad, en su compasión, en la alegría de vivir, en el ser Uno creando la dualidad, entonces crean “Egos-religiosos” llamados religiones, para ser protegidos por becerros de oro del miedo a vivir y celebrar la existencia, anuncian la creencia errónea en la separación creando una dualidad, Dios y tú. Somos Uno.

Hasta en el lenguaje habitual se ha expandido esta idea: Todo debe ser serio, triste, sin música.
Para decir de alguien que algo se hace bien se dice: es un trabajo serio, es una persona seria, como si cuando decimos : es una persona alegre, fuera sinónimo de algo incorrecto o mal hecho.
La tristeza, la oscuridad debe inundar el entorno cuando la Vida es celebración, resurrección de Cristo, de Dios en nosotros y la alegría de compartir con toda la Creación lo creado como acción de gracias a su Creador.

“En el Tabor les mostró el Señor su gloria y esplendor.
Allí se transfiguró delante de ellos. Su rostro brillaba como el sol y sus vestidos se volvieron de un blanco deslumbrador.
Entonces Pedro dijo a Jesús: Señor, ¡ qué bien estamos aquí!. Si quieres, hagamos tres tiendas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.” Mc 9,2-10.

Esta alegría, esa celebración de la vida en cada una de las religiones es omitido, la vida debe ser dolor, sufrimiento, castigo, muerte, expulsión del Paraíso, el pecado original.
La vida es un trabajo duro, trabajarás con el sudor de la frente, parirás con dolor, etc, por tanto además de un temor a vivir crean un temor a morir, un temor a existir simplemente. ¿Para qué este miedo ante el hecho insólito de la Vida?.
La confianza en la existencia debe ser absoluta y plena ya que venimos de ella.

Todo maestro dice : crecer por vosotros sólos. Yo os enseño el camino a seguir, vuestro camino, yo no puedo masticar por vosotros y enseñaros el sabor de los alimentos.
“Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida» (Jn, 14, 5-6).
“En ese día conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí y yo en vosotros, el que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama y el que me ama será amado por mi Padre y Yo lo amaré y Me manifestaré en él. San Juan 14-20”.

Además siempre nos dicen: no dependáis de mi, no seáis esclavos del gurú, del iluminado de turno que os usará en su beneficio después de “haber descubierto nuevas verdades ocultas hasta entonces para salvaros, mediante un precio”.

Todos los maestros dijeron: celebrar, regocijaos y mantener unos ojos claros e inocentes como los de un niño, os dejo mi sueño y ese sueño, ese mensaje de Verdad lo hemos transformado quizás en una pesadilla. Con lo fácil que es “Amate y ama”, dos palabras.

Cuando toda la Creación celebra el amanecer de cada día, incluso hasta las hormigas, ¿por qué nosotros ni nos damos cuenta de él? ¿Eso es gratitud? Y luego rezamos …

Art.G. 30-10-18
(1) ultimas palabras de Osho 
#religion #consciencia #maestros