135- MAS ALLA DEL PRINCIPIO DEL PLACER

Es el título del libro escrito por Freud en 1.920 donde habla de las pulsiones de vida-destrucción y curiosamente habla de “un más allá de él”.

El éxtasis en nuestra cultura está asociado a una actividad asociada a la religión, pero vemos en Oriente una terminología casi idéntica en su intento de explicación: el Nirvana, el Tao, misticismo yóguico, budismo zen,etc.

En el prólogo del Libro de la Vida, Santa Teresa de Jesús recibió la aparición de un querubín. Dicho ángel llevaba en la mano una larga espada de oro. Le religiosa sintió que el ángel le hundía la espada en su corazón. 
Para Bernini,el autor de la escultura “El Extasis de Santa Teresa”, entendía que cuando Santa Teresa se refería al anhelo de su alma por una unión consumada con Dios, dicha unión hacia parecer … “como si su alma y su cuerpo fuesen lo mismo.”

Vemos que hay una repetición constante en culturas que no han convivido ni tenido nexos de unión, en la definición del mismo hecho, una experiencia de unidad con ausencia del ego.

Cuando sientes que perteneces a lo que te envuelve, que la textura de la hoja es tu piel, que el pájaro que vuela es tu cuerpo y que la nube que pasa rauda encima tuyo son tus piernas, cuando te sientes unido con todo, diluido tu yo en la misma existencia, y vibras unido a la Creación has alcanzado la unión, eres Uno.

En Oriente se llama alcanzar el Nirvana, pero esa experiencia es la misma que el bebé tiene hasta que se individualiza, él pertenece a su entorno, su entorno, su madre,es él. Es la clásica pérdida de la inocencia, o estado antes del pecado original donde el hombre estaba unido a Dios. 
Es lo mismo que nos habla la bio, el ego, la dualidad, la separación, el éxtasis es su opuesto complementario, antes que Dios por un nanosegundo pensara: ” y si…” era nuestro estado, ese estado ansiado inconscientemente por todos de permanencia a Algo intangible.

Art.G. 3-12-18
#extasis #permanencia #separacion