149- NORMALIDAD

En consultas de bio el consultante primero intenta exponer ampliamente su consulta( el consultor no debe permitirle que le dé sus propias soluciones y/o le contamine mentalmente), y en segundo lugar un obstáculo es la definición exacta de lo que consulta.

Por ejemplo:”defina en una frase su consulta”
– Verá, hace un tiempo mi marido solía salir de casa y al rato me solía llamar al teléfono, no siempre, pero con frecuencia y….

Aquí el consultor le dijo que la definición

1- no era de una frase.
2- una consulta es de uno mismo , no podemos sentir ni responder por el otro.

Le volvió a pedir la frase … 
– Bien, me siento con frecuencia mal si mi marido se va sin avisar y no me llama.

Bueno, dice el consultor … podría valer. 
De hecho no vale ,pero la habilidad del consultor dará la vuelta a la situación, logrará que el consultante defina en una frase su consulta , hable de sí, y lo haga en tiempo presente, intentando llegar a la emoción primigenia.

Queda una parte, la definición de las palabras. 
En bio miramos las emociones , el engrama , el lenguaje corporal y lo que omite el consultante , entre más cosas.

Pero a veces hay que preguntar , ud. dice “ solía” , con qué frecuencia? 
Cada día ? 
Cada semana? 
Varias veces al día? 
Hay que conseguir que el consultante se defina y defina cada cosa exactamente y a partir de entonces empezará la consulta, no antes. Es decir, no dar nada por sobrentendido.

Hay que huir de lo normal, de la normalidad porque cada grupo, colectividad, persona tiene sus propio código , sus propios programas y hay que descodificarlos.
El consultor no debe “ interpretar, ni traducir, ni aplicar lo que él sabe o entiende “a la consulta. 
Debe vaciarse de si mismo y justo entonces dirá: “ defina en una frase su consulta”. 
Ahí empezará.
Artur García 10-10-18        #biodescodificacion