156-EL ENCUENTRO CON UNO MISMO , CON SU SOMBRA (*)

Cuando decimos “ la sombra” automáticamente percibimos algo maligno, vergonzoso , etc. 
Esto es lo primero que hay que entender para el encuentro personal, no hay dualidad bueno-malo. 
“ Prefiero ser un hombre completo que bueno” (Jung). 
Nos quiere decir que nuestro encuentro debe abrazar ambos polos, ambos extremos, debe ser total, entonces será posible el encuentro, mediante el perdón y la aceptación, desde la totalidad , no desde la dualidad, desde el centro no desde la circunferencia.

“Nos dice Jung: el encuentro consigo mismo, con mi sombra, es una de las cosas más desagradables y el hombre lo evita en tanto puede proyectar todo lo negativo sobre su mundo circundante.. “
En su mayor parte, la sombra se compone de deseos reprimidos , odios, rencores, resentimientos etc, todas aquellas cosas de las que uno no se siente orgulloso.

Otra parte de la sombra es su posibilidad , su potencial benéfico, de transformación , un tesoro perdido o un tesoro esperándonos, como decía Jung.

Aquella vez que no nos atrevimos a hablar en público, aquel novio o novia que no nos atrevimos a llamar por teléfono, aquel cuadro que tuvimos con aquel amanecer fantástico que “ no nos atrevimos a hacer”, se guardó en nuestra sombra.

Se perdió ser un gran orador y comunicarnos, se perdió aquella amistad por no llamar, ese cuadro no fue pintado por “ temor al qué dirán”. Todo eso es , era o será nuestro potencial, nuestra nube de posibilidades inconclusa que no está perdida si no esperando ser descubierta en nuestra sombra.

A.Becker nos decía : 
Del salón en el ángulo oscuro,
de su dueña tal vez olvidada,
silenciosa y cubierta de polvo,
veíase el arpa.

¡Cuánta nota dormía en sus cuerdas,
como el pájaro duerme en las ramas,
esperando la mano de nieve
que sepa arrancarlas!.

¡Ay!, pensé; ¡cuántas veces el genio
así duerme en el fondo del alma,
y una voz como Lázaro espera
que le diga “Levántate y anda”!

Como decía Nietzsche, cuando integres tu sombra, cuando no te etiquetes, ni te juzgues, ni te castigues, ni te metas en la gruta de la culpabilidad de la cual nunca saldrás, podrás encontrarte a ti mismo.

Esa voz es la aceptación, el perdón, el coraje de ser nosotros mismos , todo esto nos hará ver y presenciar el encuentro con uno mismo, no para juzgarnos, sino para abrazarnos a nosotros y unirnos con el Todo.

Ese será nuestro luminoso y feliz encuentro, no esperemos a la voz que nos diga; levántate y anda!.
Artur García 
20-9-18 #sombra #jung