171- VIA DE SALIDA DEL ESTRÉS, BRUXISMO

– El rechinar los dientes, que se manifiesta sobre todo en la noche, es signo de que la persona durante el día reprime la ira y la tensión.

– El cuerpo, inteligentemente, utiliza con frecuencia la noche, los momentos de sueño, para ayudarnos a liberar las tensiones vividas durante la vigilia. Sin embargo, esta liberación es temporal.

La persona a la que le duelen los dientes suele tener dificultad para decidirse, se siente bloqueada para analizar bien las situaciones.

-Los dientes también sirven para morder. Un problema en ellos puede indicar que la persona se siente impotente.

El mensaje implícito en todo problema dental es principalmente que actúes, que concretices tus deseos.

Si sufres un problema de desgaste en los dientes y el esmalte está desapareciendo gradualmente, es muy posible que te estés dejando utilizar por quienes te rodean.

En general, la persona que se deja manejar por los demás critica mucho internamente, pero no se afirma exteriormente. Quisiera que los demás cambiaran.

Conflicto biológico de desvalorización e impotencia” por “No poder hablar, expresarse y reaccionar frente a una figura de autoridad”, rabia contenida por una injusticia sufrida.

Las personas afectadas del bruxismo se sienten impotentes de no poder contestar a alguien que los amenaza o calla cuando estos se muestran con una imagen de autoridad o gritan delante de uno.

La persona afectada aprieta los dientes entre sí, muestran una opresión mandibular, es por eso que los dientes rechinan entre sí, presentando un desgaste dental muy importante.

La persona afectada del Bruxismo siente impotencia de no poder decir nada manteniendo la boca cerrada, no expresa realmente lo que quiere decir frente a alguien o algo que posiblemente le doblega.

-Los dientes simbolizan las decisiones, la puerta sólida de entrada que me permite morder con “todos mis dientes” en la vida.

-Los dientes representan las decisiones y cierta forma de agresividad. El chirrido de dientes es pues una ira inconsciente que aflora en la superficie, una rabia reprimida que se expresa frecuentemente de noche. Estoy muy nervioso interiormente, me retengo y no digo o no hago ciertas cosas.-

– Como no consigo tomar decisiones claras y precisas, el chirrido de dientes es la expresión física de mi tristeza y de mi agresividad reprimida. Como una puerta mal engrasada, el chirrido de dientes me indica mi miedo a abrirme para tomar decisiones y el ruido expresa una forma de gemido interior.

– Acepto tomar consciencia de este estado sin inhibirlo y expresarlo como lo vivo actualmente. Acepto mi sensibilidad y las emociones que afloran y comprendo que mis incertidumbres me llevan a vivir mucha más tensión interior que el hecho de tomar las iniciativas que se imponen.

Básicamente estrés laboral, familiar o social como desencadenante.

Artur García 12-10-18 #bruxismo