176-PIENSO LUEGO EXISTO

Uno de los errores básicos es la identificación, igualar o comparar, identificar una parte con otra, la creencia en la dualidad. No se dijo: pienso y “siento” que existo, sino que se sustituyó el sentir por una palabra ,”luego” , y se creó un error básico.

De hecho identificarse con alguien o algo es crear una etiqueta, es disociarte, fragmentarte en nombres diversos: Yo, pienso, existo, entonces etc.
No se puede equiparar pensar con Ser, como tampoco por ejemplo espiritualidad con espíritu, o conocimiento con saber.

Ya Platón y Aristóteles comenzaron con el error básico, dividir, trocear, crear compartimentos y una vez hecha la división intentar la unión de esas partes. Descartes de hecho reafirmó el error básico. 
Se crea una pantalla opaca de conceptos, imágenes, palabras, juicios, definiciones que bloquea toda relación verdadera, esta creencia le “hace olvidar y sentir”, puede que crea que es verdad, pero “ya no sabe” que es verdad.
A CG Jung le preguntaron: ¿cree en algo superior? y contestó, “yo no creo, yo sé.”

El hecho de la fragmentación de la mente lo vemos en nuestra realidad: problemas, conflictos, guerras, etc.

Igual que en nuestros ordenadores realizamos la desfragmentación de las partes para crear una unidad continúa de información en él y unos accesos más rápidos.
Ya nos dice Windows “para que el acceso sea más rápido”, ya una máquina nos indica que el estar fragmentado es lento, es dual, es no óptimo, es un error corregible.

Cuando uno “siente que existe y es Uno”, el pensar es lo opuesto a sentir. Es crear una dualidad, mi pensamiento y mi existencia.

Artur Garcia 19-12-18 #piensoluegoexisto