199- PERCEPCION Y QUIMICA EMOCIONAL

Cuando conducimos un coche el coche ciegamente obedece.
No se cuestiona si cuando giramos a la derecha es una buena opción o no, obedece al conductor. Es coherente.

El cuerpo humano hace igual, obedece a la mente. 
La mente no se cuestiona si la información que entra es correcta o no, es cierta o errónea, la obedece.

La mente lee el ambiente (miedo o amor) y libera químicos en la sangre según “tu percepción”, y esa química te controla la conducta y los genes, te está dando tus emociones.

Si cambias la composición de tu sangre cambias tu destino.
¿Saben las células si es correcta esa lectura? No, la obedece.
Entra por la percepción que se hace de la realidad.

Si es correcta es salud, sino es enfermedad.
La mente crea coherencia, crea químicos, entre lo que que crees y la realidad. 
Si crees que vas a tener una enfermedad, la mente envía químicos para desarrollarla, es coherente, si crees que vas a estar bien, envía químicos para realizarlo.

También puede ser que conscientemente digas: “paz, amor y meditación (5%), e inconscientemente (95%), digas: odio y culpa, ¿qué pìensas que la mente siendo coherente realizará?.
Realizará la información que le llega, así es cómo te sentirás.
La mente cumple, igual que el coche con el conductor, la información que recibe sin cuestionarla.

– Si hay peligro, miedo, el hipotálamo detecta el estrés, envía órdenes a la pituitaria y ésta a las suprarrenales dando éstas la órdenes de liberar hormonas para huir o luchar (cortisol, etc.) Parte derecha de la imagen.

Si no hay peligro, amor, el cuerpo genera hormonas de la felicidad (oxytocina, etc). Parte izquierda de la imagen.

Si tienes miedo no piensas, el cuerpo no crece, la parte pre frontal del cerebro no recibe sangre, la envía a la parte del cerebelo y a las piernas y los brazos, corre, huye o lucha.

¿Qué determina que genere química de felicidad o de sufrimiento? La percepción de nuestro entorno.

Somos biólogos de nosotros mismos y conducimos nuestra vida en base a la percepción de nuestro entorno, generando químicos para que realicen el amor, o la infelicidad.

Si cambiamos nuestra percepción cambiamos nuestra composición de la sangre, cambiamos nuestras emociones y entonces nuestra realidad.

Nuestra percepción en gran parte, el 95%, está basada en nuestros programas heredados (transgeneracional, clan, proyecto sentido, vientre materno, infancia de 0 a 6 años…), ¿hay que cambiarlos o no , qué piensas? 
La mente es coherente, ¿y tú?.

“Tú eres tu constructor de tu mente”, (Santiago Ramón y Cajal)

Artur Garcia 13-2-19 #epigenetica #brucelipton